¿Inglés británico o americano? ¿Cómo me comunico con mis clientes?

Mucha gente no tiene en cuenta si debe utilizar el inglés británico o americano a la hora de pensar en la internacionalización de su empresa; sin embargo, se trata de una decisión muy importante que puede afectar a tu negocio. Veamos más detalladamente algunas diferencias en relación con la lengua y el mercado de cada país y, especialmente, en qué nos podemos basar para decidirnos por un inglés o por otro. Lex Go!

  1. ¿La clave? Tus objetivos

¿Me enfoco en Estados Unidos o en Reino Unido? Siempre hemos escuchado aquello de que el inglés británico es más “formal”, más “puro”, y el americano más “fácil”. ¿O no es así?

Pero esto, independientemente de que sea cierto o no, no es un aspecto importante para tu negocio. Tenemos que dejar a un lado las generalizaciones y pensar en nuestros objetivos.

 

  1. Terminología específica del sector

Lo primero en lo que debemos pararnos a pensar es el sector de nuestro negocio y el mercado al que queremos dirigirnos. Existe una gran diferencia en la terminología de un país a otro, aunque hablen el mismo idioma. Y esto lo podemos ver, por ejemplo, en el sector de la automoción, el sector inmobiliario, en la moda o ¡incluso en el sector de la gastronomía!

 

  1. Piensa en tus clientes potenciales extranjeros

Una página web, por ejemplo, debe ser apropiada en todos los aspectos lingüísticos del país al que irá dirigido y, por supuesto, debe estar adaptada culturalmente. No basta con traducir al inglés, sino que será necesario adaptar el original de manera que sea un texto natural para un nativo británico o un nativo estadounidense. Lo mismo ocurre con el español de España y de Latinoamérica, ¿verdad?

 

  1. ¡No te olvides de las variantes del inglés! 

Aunque el inglés británico tenga su mayor peso en Europa y el inglés americano se vaya cada vez extendiendo más, no podemos olvidar que hay otros países como Australia, Sudáfrica o Jamaica que también hablan inglés y no hablan como lo haría un británico o un estadounidense.

 

  1. Comunicación con el gestor de proyectos

Algo muy importante que deberás tener en cuenta es la comunicación con tu gestor o gestora de proyectos. Cuanta más información proporciones sobre tu proyecto, ¡mucho mejor! Y, en especial, para casos como el inglés, especificar qué variante de inglés necesitas nos ayudará a cononocer mejor tu mercado y saber qué tipo de traductor necesitaremos en tu caso. Lo mismo ocurre si necesitas italiano suizo, por ejemplo. ¡En LexGo Translations somos especialistas en trabajar con todo tipo de variantes lingüísticas!

No te olvides que puedes contactarnos y pedirnos presupuesto totalmente gratuito en la siguiente dirección de correo electrónico: proyectos@lexgotranslations.com

No hay comentarios

Pon un comentario

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar