La traducción en marketing

¿Estás harto de traducciones de marketing de mala calidad?

Si tu especialidad es el marketing, el denominado branding, SEO, o la comunicación y estás cansado de traducciones literales de baja calidad que no tienen en cuenta la localización o los desafíos que causa en particular la traducción en marketing, esta entrada puede resultarte útil para entender de qué manera una agencia de traducción profesional puede traducir correctamente tu estrategia de marketing sin comprometer el objetivo de tu campaña o la integridad de tu marca.

¿Por qué la traducción de marketing es todo un reto?

  1. La traducción del humor. El humor, si se usa de una forma adecuada, puede ser una poderosa herramienta para cualquier campaña de marketing.  Esta herramienta a veces puede hacer que un anuncio sea un éxito o se convierta en un fenómeno cultural en un país. ¿Recuerdas el anuncio de «Red Bull te da aaalas»?  Es muy interesante ver que lo que puede ser muy divertido en una cultura no siempre lo es en otra. Por eso, si el humor es un elemento fundamental de tu estrategia de marketing, esa parte graciosa o ese chiste necesita tener el mismo efecto gracioso en el público de los mercados extranjeros.
  2. Traducir una marca o la imagen de una campaña. Todos entendemos el significado de determinados colores e imágenes, pues representan emociones y conceptos diferentes desde hace miles de años. Por tanto, lo más importante es que ese significado se traduzca en marketing y no utilizar un color o imagen sin haberlo reflexionado antes, porque podría conseguir el efecto contrario al que se pretende conseguir. Podemos ver un ejemplo de lo que podría ser un grave error si no se tiene en cuenta todo esto en la publicidad de alimentación infantil de la marca Gerber (podemos ver a continuación su famoso logotipo con la cara de un bebé), que se lanzó en África sin pensar en que en la cultura africana a menudo se muestra el tipo de comida que es en la etiqueta. «El horror, el horror…»
  3. La necesidad de no caer en errores culturales. La falta de conocimiento sobre los matices culturales puede producir resultados embarazosos, como podemos ver en una traducción de un anuncio de bolígrafos de la marca Parker, que decía: «Evita los embarazos no deseados». Otro ejemplo sería el eslogan de Kentucky Fried Chicken, que se tradujo como «te comerás los dedos» para el público chino. Gramaticalmente, son correctos, pero carecen de perspectiva cultural a la hora de traducir el significado real. Estos errores nos hacen ver que la mejor manera para evitar tales problemas, ya sean culturales o relacionados con el idioma, consiste en contratar traductores profesionales para realizar el trabajo, de manera que garantizaremos un plan de marketing y una traducción efectiva para los mercados extranjeros.

¿Cómo afronta un traductor profesional estos desafíos?

  1. La globalización: Tener una campaña que traduzca lingüística y culturalmente de manera sencilla simplificaría claramente el proceso de expansión y puede que sea incluso económicamente más responsable, pero cualquier tipo de factor lingüístico y cultural diferente requiere ser accesible para poder ser válido. Una campaña globalizada de éxito se puede observar en un diseño de marketing globalizado y bien establecido, como puede ser el de Coca-Cola, en el que el logotipo y el color son sinónimos de la marca; pero, ¿podrías imaginar que el nombre y el color de la Coca-Cola resultara ser ofensivo en otra cultura?.
  2. La localización: Aunque la traducción no es necesaria para una campaña de una de las marcas más reconocidas en el mundo, todavía existe un factor de la localización que hasta Coca-Cola tiene que poner en práctica. En el caso de la reciente campaña «Comparte una Coca-Cola con», el factor de localización consistiría en encontrar los nombres más apropiados que se correspondan con cada país. Entender los términos más comunes y la lengua que se emplea en diferentes contextos entre distintas culturas e idiomas es, sin lugar a dudas, una tarea en manos de un traductor profesional.

¿Cómo integramos el SEO en una traducción?

  1. Comprendiendo las palabras clave y las expresiones utilizadas en un país o una determinada zona. Para ampliar tu cartera de clientes de manera eficaz, es fundamental llegar a ellos utilizando cualquier medio que sea necesario. Se deben tener en consideración todo tipo de factores, como la terminología pertinente, la jerga y las variedades de la lengua a traducir.  Por eso, tener en cuenta a una agencia de traducción que ofrezca servicios de SEO es una buena idea para que puedas sacar el máximo partido de tus nuevas posibilidades de mercado.
  2. Perfeccionando los metadatos. Los metadatos son un factor esencial para comprender cómo trabaja el mercado y qué están buscando exactamente los clientes. El papel del traductor consiste en entender el objetivo de la empresa, así como en analizar los metadatos originales en la lengua de partida para después aplicar adecuadamente los factores culturales que son determinantes en la traducción de dicha información.
  3. Incluyendo información y datos localizados. No es suficiente con traducir simplemente tu página web palabra por palabra, pues los términos investigados y localizados que normalmente se emplean en el mercado de destino pueden asegurar que el buscador dirija al cliente a tu página web cuando realice la búsqueda.

Si quieres alcanzar con éxito los mercados extranjeros siendo fiel a tu estrategia de marketing y evitando errores embarazosos, puedes confiar en una agencia de traducción profesional para tener en cuenta todos estos factores y llegar a un público más amplio.

¡LexGo!

No hay comentarios

Pon un comentario

Share This