La traducción en el sector de la restauración

El sector de la restauración es una potencia económica con mucho peso en España. Y es que el turismo crece de manera vertiginosa, lo que hace que contemos con un mayor número de turistas de distintas partes del mundo. Hoy en día, ya no hablamos de un turismo principalmente “playero”, sino que cada vez cobra más importancia otro tipo de turismo que acoge a extranjeros en masa: el turismo rural, el turismo cosmopolita o el gastronómico se encuentran ya entre los tipos de turismo más populares.

Traducir, por tanto, se convierte en una necesidad cuando quieres brindar el mejor servicio a tus clientes. Y ya no solo podemos conformarnos con el inglés. Sabemos que a día de hoy, muchos extranjeros hablan inglés y se defienden bastante bien aunque no sea su lengua materna, pero para ofrecer el mejor servicio, lo ideal sería que tuviera acceso a todos los contenidos en su propio idioma.

¿Qué se traduce en el sector de la restauración?

Por regla general, lo primero que se nos pasa por la cabeza es pensar en la traducción de menús. ¿Cuántos menús mal traducidos hemos visto en restaurantes y por Internet? ¿No sería más cómodo para un cliente poder entender los ingredientes a la hora de pedir un plato? Ya no solo eso, sino que la imagen que das de tu negocio causará risas y desconfianza.

Otro aspecto a tener en cuenta es la traducción de alérgenos. ¡Imagina a un cliente en mal estado por no entender los ingredientes que llevaba ese gran plato!

Pero no solo se traducen cartas y menús… Aquí, cobra especial importancia el campo de la publicidad y el marketing, especialmente con su presencia en Internet, lo que atraerá a una mayor clientela y a una mayor difusión de los servicios de la empresa en el extranjero.

‘Es un restaurante griego?’ ‘No, está usted sosteniendo el menú al revés!’

 

Tu imagen en Internet

Páginas web como TripAdvisor son una gran fuente de información para un turista extranjero. Además de la calidad de la comida, los usuarios valoran muchos otros aspectos, como la atención y el trato que reciben o las sensaciones que perciben. Sin duda alguna, a todos nos gustaría tener una atención especializada o, al menos, comprender en nuestro propio idioma cualquier acción habitual, como bien puede ser ir a un restaurante o a un hotel y sentirnos como en casa.

¡Ojo, parece fácil!

Pero no lo es. No basta con traducir con Google y en algunos casos tampoco basta con encargar la traducción a un traductor “cualquiera” (mucho menos a tu primo, aquel que te suena que se fue de Erasmus). La gastronomía y el arte culinario adquiere un léxico complejo, ya sea por técnicas innovadoras o ingredientes desconocidos en la cultura meta, que muchas veces es necesario adaptar de una forma diferente o incluso no adaptar.

Ahorro en tiempo y dinero

Una traducción bien hecha es un gran ahorro para la empresa. Muchas veces los empresarios no se dan cuenta de que conlleva una inversión mínima y es algo que ayudará realmente a captar nuevos clientes y a tenerlos satisfechos. Puede que pienses que un turista no es un cliente habitual y, por ende, no es de gran importancia brindarle el mejor servicio, pero como consumidores, cada vez somos más exigentes. Si lo haces, conseguirás un cliente feliz, lo que seguramente hará que recomiende el lugar.

Si todavía no lo sabes, en LexGo Translations traducimos un gran contenido turístico y contamos con traductores nativos y especializados en diferentes campos y en todos los idiomas. (¡¡Sííí, en todos!!)

Envíanos un correo electrónico a proyectos@lexgotranslations.com y te facilitaremos un presupuesto a la mayor brevedad.

¡Mil gracias por leernos!

No hay comentarios

Pon un comentario

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar