Traducir tu página web

Hoy en día, traducir tu página web es algo casi obligatorio debido a la importancia del mundo online. En este post, te mostramos algunas razones por las que deberías traducir tu página web. Además, te dará una idea de lo que puede pasar si te fías de Google Translate y/o de un traductor no nativo y no profesional (como tu cuñado que sabe mucho inglés porque “estuvo de Erasmus en Birmingham”).

Antes de nada, tienes que saber que, según un estudio presentado en Can’t Read, Won’t Buy de Common Sense Advisory, el 72% de los consumidores compran o han comprado alguna vez de forma online y sólo han realizado esta compra cuando el producto estaba en su propio idioma. Es algo que les inspira confianza a la hora de decidirse a pulsar el botón de “COMPRAR”. El hecho de poder entender todo el procedimiento al igual que las condiciones es fundamental y necesario para que un cliente potencial se decante por tus servicios o productos.

¿POR QUÉ necesitas traducir tu página web?

Seamos realistas, ¿quién no quiere hoy en día expandir su negocio y ganar más dinero?

Traducir tu página web es rentable tanto para crecer a nivel nacional como para expandirse internacionalmente, ¡no te estanques en un mercado local!

Te explicamos 5 ventajas de traducir tu página web:

Tus competidores no siempre tienen una página multilingüe, por lo que esto hace que tu imagen se posicione a un nivel más profesional e interesante.

Cada idioma que se añade a la página web incrementa las ventas. Esto se traduce en más clientes, más trabajo y más rentas.

Al ser un método online, puedes establecer contacto directo e instantáneo con otros usuarios en diferentes países. Quién sabe, a lo mejor puedes crear una relación y colaboración futura sin haberlo pensado.

Puedes mejorar tu posicionamiento SEO.

Es una buena herramienta de Marketing, ya que proporciona visibilidad y acceso a más consumidores.

¿CÓMO traduzco mi página web?

Espero que las palabras Google Translate no estén pasando por tu mente. Es verdad que muchos hemos usado esta herramienta para echarnos unas risas en algún momento, pero traducir tu página web es un tema serio.

Una mala traducción de una web puede transformarse en una reducción de tus beneficios e incluso en una pérdida de clientes. Muestra muy poca profesionalidad y, en ocasiones, puedes dar la imagen de tacaño/a, lo que no gusta nada a los clientes. Nuestro consejo: utiliza un traductor profesional.

Para que quede más claro, te mostramos unos ejemplos de traducciones de mala calidad:

Esta web francesa quería decir que se implicaban con sus clientes, pero que al usar un traductor automático la frase varió un poco (te prometemos que son casos reales):

Esta página web en la que no queda muy claro si el proceso empieza o termina el 31 de marzo.

  Recordemos, además, que Google Translate no siempre acierta con las traducciones.

Imaginad que un error así apareciera en vuestra página web, ¿qué imagen estaríais dando?

¿CÓMO traduzco mi página web?

Como comentábamos antes, la importancia de un traductor especializado en este campo es esencial para lograr un producto final adecuado. Es importante confiar en un profesional capaz de resolver los problemas que puedan surgir. Además, es necesario mantener una buena relación y trabajar mano a mano con ese profesional para que tu página web muestre con claridad aquello en lo que has invertido tanto tiempo y tanto trabajo.

Ya que has llegado hasta casi el final del post, ¿por qué no decirte que nosotros somos especialistas en este asunto? ¿Y por qué no decirte además que puedes contactar con nosotros a través de nuestro email, redes sociales o llamada telefónica, para cualquier duda?

Nos gustaría terminar con aquella frase que dijo Nelson Mandela: “si hablas a un hombre en una lengua que entiende, el mensaje llega a su cabeza. Si le hablas en su lengua, le llega a su corazón.”

¡No te olvides de seguirnos en redes sociales para informarte de nuestras últimas noticias y thumbs up o comments si os ha gustado este post!

No hay comentarios

Pon un comentario

Share This