traductor interprete lexgo translations

Traductor e intérprete ¿se nace o se hace?

Sí, así es. Hoy vamos a tratar el tema más polémico entre los traductores porque son muchas las horas de cafés y reuniones hablando sobre ello. No sabemos cuál es la respuesta justa a la gran pregunta, pero sí sabemos que nos encanta hablar de ello y que siempre hay alguien con algo que decir. ¡Llamamos a todo traductor, intérprete o similar a participar en este post!

 

La traducción, esa gran desconocida

 

El primo que estudia Empresariales y estuvo de Erasmus en Birmingham. Pues sí, ya hemos escuchado alguna vez que, si no le sale trabajo de lo suyo, puede ganarse la vida como traductor de inglés. Es bastante complicado convencerles de que saber un idioma no es suficiente, sino que hay que estudiar una carrera llamada Grado en Traducción e Interpretación. Y lo que es peor, ese primo que estudió el Erasmus en Inglaterra también dirá que hace traducción al inglés; es decir, traducción inversa, cuando es más español que el queso manchego. Eso es la antítesis pura de una traducción profesional y de calidad.

 

Traductor bilingüe, un arma de doble filo

 

¿Cuántos de vosotros habéis escuchado a algún familiar, amigo o conocido comentar su alto nivel en algún idioma? Sí, se sacó el C1 de inglés en cualquier escuela de oficial de idiomas y; por eso, puede traducir igual o mejor que vosotros, traductores profesionales. Y su argumento: “Soy bilingüe, lo dice el título”.

En relación con el bilingüismo, también están los casos de personas con dos lenguas maternas, pero ¿es posible ser un traductor nativo con dos lenguas maternas al mismo nivel o siempre una prevalecerá sobre la otra? En estos casos, ¿cómo se define la diferencia entre traducción directa y traducción inversa? ¿Sería capaz de realizar una traducción de calidad en ambos idiomas? Seguro que se le presenta más de un problemilla al intentar realizar una traducción técnica o una interpretación de conferencia.

 

 

Los intérpretes, como Nicole Kidman en La Intérprete

 

traductores e interpretesLos intérpretes (o traductores simultáneos como se suelen conocer) pasan completamente desapercibidos; sin embargo, se vuelven locos cuando les toca interpretar a un orador que habla muy rápido o muy lento (que también es un problema), o con mucho acento, o sin vocalizar…  Aunque su nombre correcto es intérpretes, no son actores, ni cantantes, pero es verdad que tienen mucho arte.

Y la gran pregunta, ¿se estudia para ser intérprete? No queremos responder a esta pregunta, sólo os invitamos a que, aquellos que nunca lo hayáis hecho, intentéis repetir en español lo que dice la presentadora del telediario. Si lo conseguís, paso número dos, repetidlo en otro idioma. Queremos conocer cómo ha sido vuestra experiencia, así que somos todo oídos.

 

Opiniones de todos los colores para todo tipo de traductores

 

Como podéis imaginar, éste es, sin duda, el tema estrella en las horas de café entre los traductores. Yo tenía un compañero que todavía se reafirma con el mismo argumento: “Seguro que hay un chico que estudia Medicina que podría traducir mejor que yo, no pasa nada. Hay que aceptar el trabajo bien hecho y punto”. Comentario que otra de mis compañeras de banco jamás aceptó, y siempre se defendía diciéndole que ese médico no debería dedicarse a la traducción, así como ella no puede operar a corazón abierto porque no está formada para ello.

Y es que la principal reivindicación de este sector es el intrusismo laboral. Aprender idiomas está a la orden del día y, además, desde LexGo Translations os animamos a aprenderlos. Pero traducir de forma profesional es otra cosa. Se necesita un dominio perfecto de la lengua materna, un alto conocimiento del idioma de origen, unas buenas técnicas de documentación, especialización en un sector, etc. Pero tranquilos, no voy a dar una clase de traducción, eso se lo dejo a los profesores de Universidad 😉

 

¿Eres traductor? ¿No eres traductor, pero traduces? Nos encantaría escuchar vuestras opiniones sobre este tema. Estamos deseando saber en qué bando os posicionáis: si defendéis al traductor profesional con una formación específica o al ingeniero que sabe algún idioma y se dedica a la traducción de manuales técnicos.

¡Que empiece el debate!

 

2 Comentarios
  • Montserrat Avilés Rendón
    Posted at 05:48h, 14 Mayo Responder

    Mi nombre es Montserrat, soy de México. Estudie Derecho en mi ciudad natal, pero al tiempo por problemas para introducirme al campo labora decidí emigrar. Me viene a USA y aprendí y sigo aprendiendo inglés, desde que empecé y hoy en día mi meta al aprender este idioma siempre ha sido buscar un dominio por demás excelente y perfeccionarlo. Mis planes por continuar mis estudios en materia de Leyes se esfumaron por lo siguiente: hace un mes se me metió la “idea” de trabajar como intérprete. En donde vivo el trabajo de interpretación es muy requerido para cuestiones médicas y legales (Hospitales y Cortes), y aunque no estudié precisamente la carrera de Traducción e Interprtacion (no sabía que existía) decidí buscar un empleo como tal. Y porque? Tal vez mi respuesta no suene lo más cercano posible como cuando salen los estudiantes preparados ya eligiendo la carrera de Traducción (lo decidieron porque le gustan los idiomas o se les facilita o cosas así), es más, debo aclarar que el Inglés siempre lo odié, no me gustaba, lo vomitaba! y le tenía pavor. Pero un día todo cambió. Por casualidad me tocó ayudar a una señora (que no sabía absolutamente nada de Inglés) en un restaurante, y me ofrecí a traducir e interpretar el diálogo que élla y el despachador de alimentos intentaban tener. Todo cambió ese día para mí, el sentimiento de satisfacción que sentí al haber ayudado a una persona que no podía darse a entender por la falta de conocimiento del idioma. Ese sentimiento me dió para re-valorar las oportunidades y opciones que tengo teniendo un dominio de un idioma extranjero y el materno. Entonces puse manos a la obra, busque y contacté con varias agencias y después de múltiples pruebas que me hicieron me aceptaron. Pronto iniciaré este proyecto de ser Intérprete. Sinembargo he aprendido lo siguiente:
    1. Esta labor de traducción e interpretación no es fácil y requiere mucho compromiso como muchas otras.
    2. Es aveces tan complicado que te quiebras la cabeza intentando ser lo más preciso posible, para decir lo que “realmente se quiere decir”, no más ni menos
    3. La Interprtacion se complica cuando las personas ni siquiera saben cómo comunicarse
    4. No se vale hacer una síntesis o resumen de lo hablado o escrito
    5. Es tan importante la traducción e interpretación porque muchas veces esta en juego los intereses como la salud, libertad o condena, los negocios, entre otras cosas, de las personas.
    6. Se tiene que saber perfectamente la lengua materna en todos los campos posibles
    7. Esta lista podría ser interminable..

    Pero yo creo que un intérprete y traductor nace. En mi caso, cuando tuve aquella experiencia tan satisfactoria me vino a mi cabeza “ya se lo que quiero hacer, me gustó, me sentí bien al hacerlo y creo y sé que puedo hacerlo” (y por esto, aquellos proyectos que tenía respecto al Derecho de continuarlo aquí en USA se esfumaron, y esque cada uno puedo equivocarse de carrera no?).
    Y cuando se nace para eso simplemente lo sientes, te emocionas, y sabes que tienes lo principal que es el gusto por hacerlo. Y sabes que, te haces mejor Intérprete porque quieres y haces todo por aprender más, te impulsas, investigas por todos lados, fuentes y materiales que te ayuden a mejorar, desarrollar y perfeccionar tu habilidades.
    Haces las cosas por amor! le tomas un gran cariño a esta profesión y sabes que tienes vocación para esto.
    Mis planes son ahora cambiar y estudiar la carrera de Traducción e Interpetación.

    • lexgo
      Posted at 16:31h, 19 Mayo Responder

      ¡Encantadas de leerte, Montserrat!

      No sentimos muy identificadas con tus experiencias, ya que, en nuestro caso, también decidimos estudiar Traducción e Interpretación por pura vocación. Los idiomas también son nuestra pasión y nos parece una idea genial que quieras estudiar una carrera tan bonita.
      Muchas gracias por defender y valorar un trabajo por el que todos luchamos día a día.
      Ánimo y que vaya genial, futura traductora 😉

Pon un comentario

Share This