google translate traductor

5 Razones para sustituir Google Translate por un traductor

¿Quién no ha oído hablar nunca de Google Translate? Es la herramienta TAO (Traducción Asistida por Ordenador) gratuita más conocida del mundo de los internautas. Pero no todo lo que brilla es oro. A pesar de que éste es el siglo en el que las máquinas ganan terreno al hombre, aquí te dejo cinco de las infinitas razones por las que nunca deberías utilizar Google Translate en vez de un traductor humano. Veamos.

 

Por qué huir de Google Translate y confiar en un traductor de carne y hueso

 

1. Una toma de contacto un tanto fría

 

No sé tú, pero a mí me gusta saber con quien trabajo y tener la certitud de que es una persona agradable y profesional, pero ¿cómo vamos a conseguir esto con dos recuadros y dos flechas? Os presento a “quien” va a traducir vuestros documentos:

 

google translate lexgo

 

Me parece muy importante poner cara a la persona que se va a ocupar de traducir textos que, probablemente, sean muy importantes para ti porque te van a permitir hacer negocios en el extranjero, firmar contratos con socios extranjeros y homologar tus títulos en universidades de otros países. Personalmente estos dos recuadros no me dan mucha confianza…

 

2. Memorias de traducción

 

¡Atención! Ha llegado la revolución de la traducción: Google Translator Toolkit. La verdad es que si el Señor Google ha pensado en crear una herramienta de traducción asistida con una memoria de traducción es porque sabe lo importante que es para nosotros, los traductores profesionales, recuperar terminología que nos servirá para proyectos similares y para la creación de glosarios. ¿Alguien se ha preguntado cómo crea Google esta memoria? Pues con la ayuda de todos sus usuarios, señores. Lo cual está muy bien y es muy bonito; todos aportamos nuestro granito de arena para crear un mundo mejor. Y esto está fenomenal si viviéramos en el mundo de Disney en el que todas las personas son buenas, pero no es así. Podemos tener la suerte de recuperar frases del mejor traductor de inglés británico del Planeta Tierra, como podemos toparnos con esa misma frase que tradujo mi tía la del pueblo porque quería hablar con su vecina que tiene un hijo viviendo en Londres. Y a Google le viene todo bien, no hace una selección de calidad.

 

3. Rapidez

 

A pesar de que Google es el gran gigante de Internet porque tiene de todo, en el tema de las traducciones es un poco vago y no puede hacer más de una cosa a la vez.

Espero que sólo le pidas traducir una frasecita y a un único idioma porque por el contrario, prepárate a perder toda una tarde. Google Translate solamente puede traducir un proyecto a un idioma. Por tanto, si; por ejemplo, quieres traducir el texto de tu página Web a cuatro idiomas, tendrás que crear cuatro proyectos diferentes. Sí, sí…tú tendrás que crear los proyectos. Despacito y con buena letra. ¡Ah! ¿qué se te había olvidado que Google Translate es una máquina?

Esto no te ocurrirá con un traductor de carne y hueso puesto que los traductores de portugués, italiano e inglés pueden trabajar al mismo tiempo y, además, tú no te tienes que preocupar por nada.

 

4. Calidad

 

Creo que no hace falta que escriba nada para que os hagáis una idea de lo que pienso. De hecho, no voy a escribir, lo vais a ver con vuestros propios ojos:

 

 

google translate inglesgoogle translate francés

 

Google no es un cualquiera, habla muy bien y con mucha propiedad. No le gustan las expresiones ni el argot, por eso, tampoco sabe traducirlo, ¡eso no es para él! Pero tampoco es un ingeniero, ni un abogado, ni un médico, así que le cuesta reformular las frases en el idioma meta y tiene algunas “pequeñas” dificultades con la terminología específica. Ahora mismo, puedes estar pensando que un traductor humano profesional tampoco es ingeniero ni médico. Tienes toda la razón, no te lo discuto. Sin embargo, aparte de especializarnos en un sector, sabemos cómo y dónde documentarnos. Esto es una parte imprescindible en el trabajo de un traductor; utilizar las fuentes de información correctas.

 

5. Revisión

 

Yo sé que, por mucho que todo el mundo te haya hablado maravillas de esta herramienta de traducción, tu no te fías al 100% y vas a releer la traducción. Te voy a dar un consejo, ¡ármate de paciencia! Por varias razones. La primera es que si es un proyecto largo, deberás buscar un momento de paz y tranquilidad para sentarte a leer y disfrutar. Cuando encuentres fallos o cosas que no te suenen muy bien, los tendrás que cambiar, pero ¿cómo estás seguro de que has hecho un cambio que respeta el original? Muy fácil, coge el texto original en ruso y ¡compruébalo!

 

En definitiva, Google Translate es una buena herramienta para cosas puntuales, pero nunca comparable a un traductor humano. Un traductor se encarga de todo: traducción, revisión, corrección y entrega final. No te pide que le ayudes en nada, ni que le digas cómo mejorar su trabajo; es un profesional de los pies a la cabeza.

 

 

Si alguna vez has tenido una «bonita experiencia» con Google Translate, nos encantaría que nos la contases dejando un comentario.

3 Comments
  • Marcos Calvo
    Posted at 09:17h, 04 septiembre Responder

    Fantástico artículo chicas! Totálmete de acuerdo con todo. Un saludo y seguid así 🙂

    • lexgo
      Posted at 10:15h, 14 febrero Responder

      Muchas gracias Marcos, nos alegra que te guste 🙂

    • LexGo Translations
      Posted at 12:47h, 05 enero Responder

      Hi Mahalia!

      We really appreciate your comment! And we are vey happy if our contents are useful for you 😉

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar